HomeEconomíaLas mejores 24 horas para la economía de Javier Milei

Las mejores 24 horas para la economía de Javier Milei

Noticias y curiosidades del mundo

Un viejo conocido de Argentina, el economista Rudiger Dornbusch, solía decir a la hora de referirse a los vaivenes y vientos huracanados de las crisis, que “en economía las cosas suceden más tarde de lo que uno piensa, pero cuando llegan pasan más rápido de lo que se cree”.

Por supuesto que la economía argentina ha dado para todo y seguramente así siga ocurriendo. Pero en estas últimas 24 horas hubo un fenómeno que se ajustó a la frase de Dornbusch, pero por las buenas noticias: a seis meses de arrancar su gestión, el gobierno de Javier Milei enhebró una serie de logros en el lapso de sólo 24 horas.

Vale aclarar, y lo sabe bien el lector, que la economía no consiguió una membresía a un club selecto de países o el alta que le permita salir de terapia intensiva. En agosto se conocerán los índices de la pobreza del primer trimestre y los expertos hablan de una cifra cercana a 50%.

Pero para eso falta mucho y en estas últimas 24 horas Milei logró nada más y nada menos que: la renovación del swap chino, la aprobación de la Ley Bases, el viaje del Presidente al G-7, la confirmación de una gira a China, la caída del riesgo país alejándose de los 1.500 puntos básicos para rumbear a los 1.200 puntos que no pudo perforar en mayo, la aprobación del FMI de un desembolso de US$ 800 millones y, por último pero quizá lo más saliente, la inflación más baja desde enero de 2022: 4,2% en mayo.

Lo del swap y el FMI sirven como señales para reforzar las reservas y aumentar la probabilidad de que en el algún momento del segundo semestre la conducción económica brinde más certezas sobre qué esquema cambiario-monetario operarán las empresas en los próximos años. Además, para alejar el nerviosismo del cronograma de pagos que el Gobierno enfrenta de aquí a a fin de año como apuntó la consultora Quantum: a) US$ 4.800 millones a organismos de capital e intereses (la mitad al FMI neto de desembolsos), b) US$ 3.100 millones deuda pública del Tesoro (aunque una parte está en manos del sector público) y c) US$ 5.000 millones de capital e intereses a las provincias y el sector privado.

También son positivos los viajes del Presidente al G-7 y el anuncio a China. Ambos se identifican más con la agenda de un jefe de Estado que con la de un participante en foros entusiastas de ideales del siglo XIX. Acaso la confirmación de que el Presidente mantendrá contactos con las principales potencias económicas del mundo incluyendo su principal comprador, China, muestran otro logro por estas horas. Xi Xinping, el líder chino, podría visitar la región en noviembre, justo para las elecciones en Estados Unidos, cuando la Cumbre de Asia-Pacífico sea en Perú, país que, dicho sea de paso, apuesta a transformarse en el hub de China en la región según contó esta semana The Wall Street Journal: un megapuerto en el Pacífico está construyéndose para conectar por mar a China con la región. Perú ya no solo se trata de una economía con competencia de moneda como pretende Milei, sino también de buenas relaciones con Washington y Beijing a la vez. ¿Qué de todo esto Milei quisiera lograr o conseguir en su gestión? Financiamiento y obras.

Por último, la tasa de inflación.

Es indudable que el nivel bajó mucho más rápido de lo que los economistas privados estimaron.

¿Por qué? Muy simple. Aquellos que esperaban una tasa más alta subestimaron la magnitud del ajuste fiscal que el Gobierno implementó, pensaron que sería necesario un nuevo salto cambiario para no atrasar el tipo de cambio y que Milei aflojaría el cepo.

Todo esto, sumado al derrumbe de la actividad económica, hizo que la inflación se desplomara y el Gobierno mostrara un resultado exitosos independientemente de qué suceda de aquí en más y si eventualmente se da la máxima de Dornbusch en el sentido negativo.

Todos los Gobierno tienen sus 15 minutos de fama diría Andy Warhol. Mauricio Macri luego de salir el cepo y levantar el default. Alberto Fernández tras negociar con los bonistas. Allí alcanzaron sus picos y allí quedaron.

Tras estas 24 horas, ¿Milei subirá o bajará de la montaña?

NOTICIAS RELACIONADAS

Mas noticias