HomeTecnologíaLa gestión de los residuos urbanos en la provincia de Neuquén sigue...

La gestión de los residuos urbanos en la provincia de Neuquén sigue a la espera de un programa eficaz

Noticias y curiosidades del mundo

La gestión de los residuos sólidos urbanos en el territorio provincial, a pesar de la legislación vigente, sigue en un escenario disímil tanto en las ciudades con mayor cantidad de población o aquellas con menor densidad. En Neuquén son ocho los municipios que cuentan las plantas de tratamiento de residuos, que permiten su separación y luego se inicia el circuito de intercambio o venta.

Desde el gobierno provincial se reactivan los programas que buscan recuperar los desechos aunque no todos están adheridos a los convenios respectivos.

Sin embargo, al 2023 se recuperaron más de 21 mil kilos de plásticos; 181 bolsones de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos; 13.251 litros de aceites vegetales; más las pilas y baterías.

El tratamiento de los residuos sólidos urbanos es facultad de cada municipio o comisión de Fomento, desde el momento que los pobladores lo dejan en la vía pública. Cada uno debe organizar los servicios adecuados para retirarlos y evitar que se perjudique el ambiente y la salud de la población.

Desde la Secretaría de Ambiente se indicó que hay ocho municipios que tienen plantas de tratamiento de residuos: Neuquén; San Martín de los Andes; Junín de los Andes; Aluminé; Villa La Angostura; Rincón de los Sauces; Cutral Co, Villa Pehuenia. El manejo de esas plantas es municipal; o combinado entre el municipio y cooperativas; y privado como es el caso de Rincón de los Sauces.

En las otras localidades, se instalaron los denominados Puntos Verdes o Limpios, donde recuperan residuos. Tal es el caso de, por ejemplo, El Huecú, Caviahue, Loncopué, Las Ovejas, entre otras.

La actual administración provincial, a través de la secretaría de Ambiente, cuenta con los programas de recuperación de residuos que apunta a que la menor cantidad de residuos vayan a la disposición final. Se busca fomentar además la economía circular.

El acopio de Residuos de Aparatos Electrónicos y Eléctricos en Plaza Huincul (Foto: Andrea Vazquez)
Debe firmarse los convenios entre Provincia y municipios para acceder a los de: Puntos Limpios para Plásticos; de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEES); de Aceites Vegetales Usados; y de Pilas y Baterías usadas.

A partir de estas iniciativas es que se logró, por ejemplo, reunir 21.167,5 mil kilos de plásticos en 2023 en comparación con los solo 1.600 que se reunieron en 2019. Hubo 181 bolsones de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEEs); 13.251 litros de aceites vegetales contra los 8.300 de 2020; más las pilas y baterías que llegan de 26 localidades y comisiones de fomento: 938,19 kilos. Los organismos provinciales reunieron 199,6 kilos en 2023.

De todos modos, hay localidades que recuperan los aceites y plásticos, por fuera del programa provincial.

Ante la consulta de este medio, Ambiente provincial especificó que está abocado al diseño de un plan que mejore la gestión de los residuos sólidos urbanos -RSU en Neuquén. Esto le dará paso a las propuestas concretas para dar una solución a la problemática.

Se buscará erradicar -como lo marca la legislación vigente- los basurales a cielo abierto, y para ello se acentuará la necesidad de regionalización como solución prioritaria de análisis, teniendo en cuenta también la economía circular.

En 2023 se presentó el proyecto ante la anterior cartera ministerial de Ambiente de Nación de un Centro Regional GIRSU Centro y forma parte de las propuestas para la nueva línea de crédito BID. Se denomina Plan de gestión integral de residuos sólidos urbanos II (GIRSU II) y la ubicación geográfica es Zapala.

Esta región la integrarán El Huecú, Caviahue -Copahue; Loncopué; Las Lajas; Bajada del Agrio; Mariano Moreno; Covunco Abajo; Los Catutos; Villa del Puente Picún Leufú; Zapala; Quili Malal; Ramón Castro; Cutral Co; Plaza Huincul; Las Coloradas; Paso Aguerre; Sauzal Bonito y El Sauce.

Plaza Huincul trabaja para desterrar el basurero a cielo abierto

La actual administración municipal de Plaza Huincul que lleva nueve meses de gestión comenzó una serie de acciones para afrontar la problemática de los residuos domiciliarios. 

 “Nos encontramos con la situación general que era conocida: el basurero a cielo abierto y la legislación vigente que nos permite empezar a pensar o a diseñar una estrategia para la recolección diferenciada o la separación en origen”, dijo Rodrigo Carrasco, el subsecretario de Industria y Tecnología de la que depende la dirección de Medio Ambiente, a Río Negro.  

A partir de este planteo, y apelando a la buena voluntad de los vecinos, se impulsó la separación en origen. En principio, se continuó con los Ecopuntos y con el Centro de Acondicionamiento y Transferencia de Materiales Reciclables. 

Este espacio contaba con la infraestructura en los extalleres Plaza Huincul, en el barrio Central, pero estaba cerrado, según indicó el funcionario.   

En Plaza Huincul también se realizan ecoleños (Foto: gentileza)
“Los vecinos hacían la separación, la depositaban, pero no teníamos recolección ni acondicionamiento de ese material”, subrayó. Se reactivó el lugar para receptar vidrios, plásticos, metal y papel. Se desempeñan en el lugar diez personas. 

Se recibieron los contenedores denominados Ecopuntos que fueron enviados desde Nación, durante la anterior administración.

Uno de ellos se instaló en el parque Ideatón, frente al barrio Central, donde los vecinos pueden depositar los materiales y el personal de bacheo que depende de Servicios Públicos es el encargado de recolectar lo que se reúne en los contenedores y lo trasladan hasta el centro de Acondicionamiento.  

El basurero a cielo abierto está hacia el sur del ejido, por la ruta 17 en sentido a Picún Leufú (Foto: Andrea Vazquez)
Otro tema que aborda Huincul es el denominado Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos -RAEE- residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).  La comuna firmó el convenio colaborativo y en marzo último retiraron casi 45 bolsones para hacer la disposición final.  

En cuanto a los aceites vegetales hubo una experiencia en las jornadas de festejo por el aniversario de Plaza Huincul. Se les notificó a los carritos que ofrecían comida que se reúnan el aceite que descartaban en botellas y desde la dependencia municipal se los retiró. Después trasladaron esos residuos al Centro de Acondicionamiento para ser retirados por Provincia. Lo mismo ocurrirá con las pilas.  

Se trajeron tres composteras donadas por la Secretaría de Medio Ambiente de provincia. “La idea es empezar a genera compost desde la municipalidad y contagiar hacia el resto”, dijo Carrasco.  El funcionario explicó que el mayor problema es el plástico en general, en todas sus formas, la masividad y por el tiempo que demanda en degradarse.  

Este es el último contenedor que se instaló en Plaza Huincul (Foto: Andrea Vazquez)
Se buscará articular con grandes generadores de este tipo de residuos como locales bailables, casas de comida, mayoristas de golosinas o productos alimenticios. Se apuntará a aplicar la recolección diferenciada.  

El objetivo diseñado es apuntar a la separación en origen, y darle importancia al compost. Carrasco explicó que, si se suma los Ecopuntos, una articulación con las instituciones intermedias para la recolección y que haya un porcentaje de residuos orgánicos destinado al compost, se reducirá al máximo posible la cantidad de material que se dispondrá en el basurero a cielo abierto. 

“Mientras no reduzcamos la cantidad de material a cielo abierto va a ser muy difícil pensar en regularizar la situación y de remediarla”, sostuvo.  

En estos meses, se abordó la posibilidad que Plaza Huincul sea sede de la mesa Girsu -Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos- y avanzar en lo que plantea la ley provincial N° 1875.  

El tratamiento del cartón  

La gestión del cartón que se hace en el centro de acopio es manual y, en consecuencia, los volúmenes que se envían a Cipolletti para la venta no son significativos. Esto se debe a que los fardos están compactados de manera manual y el proceso es deficitario, por lo que el estado municipal afronta ese coste.  

Esto se solucionará porque hubo un convenio entre el municipio y la empresa Pluspetrol para que se haga entrega de una enfardadora. El volumen de cartón y plástico que permitirá realizar esta enfardadora será mucho más grande.  

El equipo donado por una compañía agilizará la realización de los fardos de cartón o plásticos

La planta de tratamiento de Cutral Co  

Cutral Co cuenta desde el 2000 con la planta de tratamiento de residuos. Está situada en el monte California de Monte Hermoso, hacia el sudoeste del ejido urbano. Hasta allí llegan los camiones recolectores que descargan los desechos. 

María de los Ángeles Botta, secretaria de Servicios Públicos explicó que en la planta se desempeñan 15 personas que están encuadradas en el programa denominado Plus. Son los encargados de trabajar sobre la cinta, donde vuelcan todos los residuos para clasificar y hacer la separación. “Cumplen el turno de mañana y lo que se retira (papel, plástico, metal y vidrio) lo venden”, aclaró la funcionaria.  

Luego está el horno pirolítico donde se destruyen los residuos patológicos y en la trinchera que dispone todo el resto. “Hay gente que no separa todavía y tira todo. Entonces los residuos orgánicos se van para hacer compost. Tenemos unas parvas para lo orgánico y donde se hace el proceso de compostaje”, detalló.  

Cutral Co, galpón principal de la planta de tratamiento de residuos. (Foto: archivo gentileza)
 Cutral Co también aplica los denominados ‘Puntos Verdes’ que son cuatro distribuidos en los barrios Centro Sur (avenida del Trabajo); en Pueblo Nuevo (plaza Ceferino Namuncurá); en Parque Oeste (en la plaza de las Colectividades) y en el Parque de la Ciudad.  

En los próximos días se instalará otro en la plazoleta que está sobre la calle Nolasco y JJ Valle, en el barrio Ruca Quimey. Aquí se colectan los plásticos, vidrios, metales y cartón.  

Más allá de estos contenedores, el municipio dispuso de 15 contenedores que tienen forma de botellas y que reciben solo envases plásticos de tamaño más pequeño como los de agua mineral, soda, líquidos de limpiesa, gaseosas, entre otros. Son los que más convocatoria tienen. “Todas las semanas hacen los recorridos y retiran los plásticos”, dijo la funcionaria.  

La mayoría de las barriadas los tienen y aquellas sedes comunitarias donde no llegó, las reclaman.  

Recirculando 

En la comarca petrolera se creó hace años atrás por redes sociales una organización que se denomina “Recirculando”. En ese espacio virtual no solo los vecinos pueden poner los materiales ofrecidos para recircular, sino que brindan datos o consejos sobre la necesidad de utilizar materiales que no son descartables para disminuir los niveles de residuos. 

Además, la entidad es la que ha presentado diversos pedidos ante los dos municipios para que haya una gestión ordenada para el tratamiento de los residuos urbanos.   

NOTICIAS RELACIONADAS

Mas noticias